Si aún no sabes en qué consistirá la directiva europea Whistleblowing, esta entrada es para ti. Se trata de una iniciativa de gran interés tanto para empresas como trabajadores. Ha surgido en el marco de la UE y su principal objetivo es velar por la protección de los trabajadores sobre las infracciones de derechos.

 

Infracciones de derechos

 

Al ejercer tu profesión, es posible que alguna vez te veas en la obligación de denunciar infracciones de derechos cometidas por la empresa en la que trabajas. Bien porque las hayas sufrido tú, bien porque has presenciado como una tercera persona ha sido víctima de ellas. En ese contexto, necesitas protección ante las represalias que la compañía para la que trabajas pudiera tomar contra ti. De eso se encargará la directiva europea Whistleblowing.

 

Esta directiva establecerá una serie de normas comunes para proteger a todos los trabajadores que denuncien estas infracciones en la Unión Europea. Te explicamos algunas de las medidas que recoge:

 

– Por ejemplo, las compañías de más de 50 empleados tendrán la obligación de contar con un canal interno de denuncias. Este canal debe ser confidencial respecto a la identidad del trabajador denunciante.

 

– Los Estados de la UE podrán aplicar la norma anterior a empresas de menos de 50 trabajadores cuando lo consideren necesario por razones de riesgo.

 

– Las empresas de menos de 250 trabajadores tendrán la posibilidad de compartir recursos para la recepción de denuncias.

 

– Será obligatorio que todas las compañías lleven un registro y conserven las denuncias por infracciones que hayan recibido.

 

denuncias

 

Protección de los trabajadores

 

La Whistleblowing no solo protegerá a los trabajadores; sino también a los que ya han terminado su relación laboral con la empresa y a los que hayan visto las infracciones en los procesos de selección previos al contrato. Además, ofrecerá protección a los accionistas y miembros del órgano de administración, dirección o supervisión de la compañía que denuncien infracciones.

 

Son varias las represalias que suelen tomar las empresas ante una denuncia y de las que ahora te protegerán como trabajador. Por ejemplo, la directiva evitará que te suspendan, destituyan, te bajen de puesto o te denieguen un ascenso por denunciar una infracción de la empresa.

 

Otras represalias típicas son el cambio de puesto o lugar de trabajo, la reducción del salario, el cambio de horario o, incluso, el despido; frente a las cuales también estarás protegido.

 

Y, por supuesto, los Estados de la UE no permitirán que una empresa te deniegue formación ni tome medidas disciplinarias o ejerza coacción e intimidación sobre ti por haberla denunciado.

 

La entrada en vigor de la directiva europea Whistleblowing fue el 17 de diciembre de 2019, pero los Estados miembros no tendrán que empezar a adoptar sus medidas hasta el 18 de diciembre de 2021. Sin duda, esperamos que los trabajadores se sientan más protegidos con esta nueva normativa.

 

Compártelo si te parece interesante
Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
Linkedin
Share on whatsapp
Whatsapp
Share on email
Email
Share on print
Print