Si tienes intención de iniciar un negocio o emprender un proyecto en la modalidad empresarial, debes saber que existe la figura del administrador de la empresa. ¿Quieres saber a qué se dedica y cuáles son sus responsabilidades? En el siguiente artículo aprenderás a conocer un poco más sobre sus tareas.

 

¿Qué es un administrador de empresa?

 

Es una persona (física o jurídica) que tiene como principal objetivo gestionar todos los recursos de una empresa. De esta forma intentará que, a través del buen uso de aquellos, tu compañía prospere y crezca adecuadamente. Entre sus labores destacan la planificación, la organización, la dirección y el control de todo lo relacionado con el negocio.

 

El objetivo es obtener resultados positivos durante todo el ciclo de vida de tu empresa. Mediante una gestión eficiente de los inputs de la compañía, debe conseguirse una producción óptima de los bienes o servicios.

 

El administrador se encargará de tomar decisiones (financieras, comerciales, fiscales, etc.) que ayuden a tu empresa a recuperarse en caso de pérdidas o a mantenerse si hay beneficios.

 

Además, también es el representante de la empresa. Tiene la responsabilidad empresarial en caso de que ocurra cualquier contratiempo relacionado con los trabajos de la compañía. Dicha condición le otorga una posición privilegiada, ya que será la persona encargada de responder ante vuestros socios y acreedores.

 

administrador

Características del puesto

 

Las obligaciones del administrador le hacen estar al frente de los asuntos que ocasionen daños a la empresa. Es una responsabilidad que vendrá explícita en los propios estatutos de tu empresa, lo que le da la facultad de desempeñar el cargo con total autonomía. Su función principal es tomar las decisiones más importantes para velar por el correcto funcionamiento de tu negocio.

 

Generalmente, una persona jurídica por sí misma no tiene la capacidad de representación. Por lo tanto, la existencia del administrador se hace necesaria para negociar y realizar todas aquellas actividades comerciales que afecten al funcionamiento del negocio. Sin embargo, podrá delegar sus facultades en otra persona si lo ve necesario.

 

Su responsabilidad tiene carácter solidario. ¿Qué significa esto? Quiere decir que en caso de que tu empresa tuviera varios administradores, una posible deuda o responsabilidad comercial, podrá reclamarse a cualquiera de ellos. Por tanto, la función más relevante, además de gestionar el negocio, es responder personalmente ante cualquier omisión o daño causado por agentes externos.

 

La norma jurídica más importante que debes tener en cuenta es la Ley de Sociedades de Capital, en cuyos artículos viene especificado que la labor del administrador de la empresa es garantizar que sus atribuciones se lleven a la práctica bajo el principio de eficiencia.

 

Compártelo si te parece interesante
Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
Linkedin
Share on whatsapp
Whatsapp
Share on email
Email
Share on print
Print